Lavavajillas

Algunos de los sistemas más innovadores que incluyen los lavavajillas son:

  • Programas de lavado rápido: permiten una limpieza perfecta en menos de una hora.
  • Empleo de partículas de vapor a alta temperatura durante el proceso para una mayor higiene y una menor presencia de marcas de agua.
  • Apertura automática retardada o que se abre con un simple toque en el frontal.
  • Dosificador automático de detergente.
  • Organización interior flexible que se adapta al a los diferentes tipos de carga, tamaño y forma de vajillas.

Los modelos con bajo consumo de agua consiguen ahorrar hasta un 36%, lo que se traduce en 1.400 litros menos en un año.

Las nuevas generaciones se controlan y programan a través de la aplicación móvil y son particularmente silenciosos (más aún con los programas nocturnos), llegando a disponer de un LED rojo enfocado al suelo que nos avisa de que el lavavajillas está funcionando y que se apaga al terminar el programa de lavado.

Además, su iluminación asociada a la apertura nos permite ver el interior, también mediante LED.

Libre instalación

Al igual que en resto de electrodomésticos, la variedad de tamaños y diseños es más amplia

Integrados

Permiten mantener una uniformidad con respecto al resto de muebles de la cocina.

Semi-integrados

El panel de control del lavavajillas será la única parte visible e incluso podremos elegir el color. El resto, queda oculto tras la puerta de idéntico frontal al resto de muebles.

De 45 o 60cm de ancho y diferentes alturas

Para hogares unifamiliares o con poco espacio, la solución ideal es un lavavajillas de tan solo 45cm de ancho. El mismo rendimiento, equipamiento y eficiencia energética a menor tamaño.